Uñas fuertes y saludables

Luego de lavarse las manos es imprescindible secar correctamente tus uñas, para que las mismas no se ablanden.

Debes limpiarlas diariamente, cortarlas y limarlas al menos una vez a la semana para que se vuelvan fuertes.

Siempre que utilices una lima, la misma debe ser estéril.

Si las uñas presentan micosis, nunca debes emplear la misma lima que ha utilizado con las uñas sanas, para prevenir la transmisión de la infección.

No cortes las cutículas, siempre es mejor empujarlas con un palillo de naranjo para que no se rompa y evitar lesiones.

Debes colocarte al menos dos veces al día una emulsión hidratante, para que se mantengan saludables.

Limita el uso de quitaesmaltes y esmaltes.

Siempre que pueda utiliza laca reforzadora, y de ser posible que contenga calcio para fortificarlas.

Si vas a realizar quehaceres de limpieza, nunca olvides proteger tus manos con guantes, sobre todo si estás en contacto con productos químicos.

La vitamina A refuerza el crecimiento de las uñas y ayuda a un mejor desarrollo, la misma está presente en las verduras y en las frutas, por lo tanto que no falten en tu dieta.